Lo sentimos, necesita una versión del navegador más actualizada para ver esta web

Actualizar Internet Explorer

Patologías

Cancer de mama

Es el tipo de cáncer más frecuente en mujeres. El cáncer de mama metastásico o «en estadio avanzado» es un cáncer que se inicia en el tejido mamario pero que se propaga a otras partes del cuerpo. Las localizaciones a las que su suele propagar el cáncer de mama con más frecuencia son los huesos, los pulmones, el hígado y el cerebro. La enfermedad que se haya expandido a otros territorios corporales se sigue considerando cáncer de mama porque el tipo de célula cancerosa sigue siendo la misma. Aunque el cáncer de mama metastásico no tiene cura, existen algunas opciones disponibles para tratar la enfermedad.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres españolas, representando el 29% de todos los cánceres. En 2015 en España se diagnosticaron 27.747 cánceres de mama. Se estima que 1 de cada 8 mujeres españolas padecerá cáncer de mama en algún momento de su vida. A pesar de que la mortalidad por cáncer de mama ha disminuido en los últimos años gracias a los programas de detección precoz y la mejoría de los tratamientos, esta afección sigue siendo la principal causa de muerte por cáncer en España entre las mujeres. En 2012, 6.075 mujeres murieron de cáncer de mama en España.

Sarcoma de tejidos blandos

Es un tipo de cáncer que aparece en los tejidos de soporte del cuerpo, incluyendo grasa, músculos, nervios, vasos sanguíneos y tejidos situados alrededor de las articulaciones. Se han identificado más de 50 tipos diferentes de STB. Cada uno de estos tipos lleva el nombre del tipo de célula de tejido en la que se forma el tumor. Algunos de los más frecuentes son los tumores de estroma gastrointestinal (que se desarrolla en el tubo digestivo, generalmente en el estómago o el intestino delgado), el liposarcoma (que se forma en las células grasas) y el leiomiosarcoma (que aparece en los músculos lisos).

Los sarcomas de tejidos blandos son un tipo de tumor poco frecuente, constituyendo aproximadamente el 1% de todos los tumores malignos y es responsable del 2% de las muertes debidas a cáncer. Su incidencia estimada en la Unión Europea es de unos 5 casos nuevos al año por cada 100.000 habitantes. El sarcoma de tejidos blandos es ligeramente más frecuente en varones que en mujeres y se puede desarrollar a cualquier edad, incluso en niños y adolescentes. Sin embargo, la edad de aparición más frecuente en adultos es entre 40 y 60 años.

Carcinoma diferenciado de tiroides

Es un tipo de cáncer que se origina a partir de las células foliculares de la glándula tiroidea que se suele tratar con terapia de yodo radiactivo (YRA). El YRA actúa al concentrarse en las células tiroideas y destruyendo el tejido tiroideo y cualquier otra célula tiroidea (incluidas las células cancerosas) que captan el yodo. En ocasiones, es posible que los pacientes ya no puedan recibir YRA; esto podría ocurrir si los tumores dejan de captar el YRA, si los tumores siguen absorbiendo el YRA pero el cáncer empeora o si los pacientes han recibido una dosis de YRA total de por vida de > 600 mCi.

El cáncer de tiroides es un tumor poco frecuente, que representa menos del 1% de todas las neoplasias malignas, y se observan entre 2 y 20 casos por 100.000 habitantes al año. Es más frecuente en mujeres; en España se notifican 5 casos/100.000 mujeres y 1,9 casos/100.000 varones. Se considera la neoplasia endocrina más frecuente (90% de todas las neoplasias endocrinas) y es la principal causa de muerte en todos los tumores endocrinos.

Carcinoma de células renales

Es un cáncer de riñón que se origina en el revestimiento del túbulo contorneado proximal, una parte de los tubos muy pequeños situados en el riñón que transportan la orina primaria. Es el tipo más frecuente de cáncer de riñón en adultos y es responsable de aproximadamente el 90% al 95% de los casos. Por lo general, el cáncer de riñón temprano o localmente avanzado se trata con cirugía y radioterapia. Si el cáncer se ha propagado fuera del riñón a otras partes del organismo, la cirugía se suele combinar con otros tratamientos como una terapia dirigida.

El carcinoma de células renales representa el 90% de todas las neoplasias malignas renales. El cáncer de células renales, que es dos veces más frecuente en varones que en mujeres, supone del 2% al 3% de todos los tumores malignos en la población adulta en todo el mundo. La mayoría de los casos se diagnostica entre la 4ª y la 6ª década de vida (desde los 50 años de edad) pero es una afección que puede aparecer a cualquier edad. Aproximadamente la mitad de los casos nuevos diagnosticados en adultos se localizan en o se limitan al riñón. El carcinoma renal afecta a unas 9 personas al año por cada 100.000 habitantes en España.

Carcinoma hepatocelular

El cáncer de hígado es la segunda causa mundial de muerte relacionada con el cáncer, con 782,000 nuevos casos estimados en todo el mundo en 2012 y una mayor incidencia en las regiones menos desarrolladas. En España, la incidencia de cáncer de hígado es 5522 nuevos casos / año, asociada con una alta mortalidad (4536 muertes / año).

El carcinoma hepatocelular (HCC) representa el 90% de todos los casos de cáncer primario de hígado y se desarrolla principalmente en hígados cirróticos relacionados con el virus de la hepatitis B crónica o la infección por el virus de la hepatitis C. El HCC se desarrolla a partir de la acumulación de alteraciones genómicas somáticas siendo  un proceso complejo de múltiples etapas que puede originarse en varios tipos de células, incluidos los hepatocitos maduros y las células madre o progenitoras. En el contexto de la cirrosis, el HCC comienza con nódulos cirróticos precancerosos que pueden transformarse en HCC en estadio temprano maligno y finalmente progresar a estadios más avanzados de HCC.

Glioma

Es un término general usado para describir un tumor que crece a partir de las células de apoyo del cerebro llamadas células gliales. Los gliomas son el tipo de tumor cerebral maligno primario más frecuente. Además, se clasifican en astrocitomas y oligodendrogliomas: los astrocitomas (incluido el glioblastoma) son el tipo de glioma más frecuente en adultos; estos tumores se originan en los astrocitos, que son células en forma de estrella que crean el tejido de soporte del cerebro; los oligodendrogliomas son tumores que se originan como oligodendrocitos, otro tipo celular presente en el tejido de soporte del cerebro.

El glioma se considera el tumor intracraneal primario más frecuente, pues representa el 81% de los tumores cerebrales malignos. Las tasas generales de incidencia de todos los gliomas varían de 4,67 a 5,73 por cada 100.000 personas. Aunque son relativamente infrecuentes, producen una mortalidad y morbilidad significativas [el glioblastoma, la histología de glioma más frecuente (45% de todos los gliomas), presenta una supervivencia relativa de 5 años de aproximadamente el 5%]. En España, los tumores primarios del sistema nervioso central representan el 2% de todos los tipos de cáncer en adultos y hasta casi el 15% en niños menores de 15 años; lo que indica que, al menos en adultos, es un tumor raro y su incidencia es mayor en varones.

Linfoma cutáneo de células T (LCCT)

Es un tipo infrecuente de linfoma no Hodgkin que afecta a la piel. Por lo general, se desarrolla muy lentamente y aparece debido a que los glóbulos blancos crecen de manera incontrolada y se acumulan preferentemente en la piel. Cuando se encuentra en un estadio temprano, el tratamiento suele estar dirigido a tratamientos locales en la piel. Esto puede incluir el uso de cremas, radioterapia o una terapia de luz denominada PUVA. Si el linfoma se encuentra en una fase más avanzada de la enfermedad, se suelen emplear tratamientos sistémicos, tales como quimioterapia, inyecciones de interferón, retinoides orales, etc.

Se estima que la incidencia de linfoma no Hodgkin en España es de 12,3 casos por cada 100.000 varones/año y de 10,8 en el caso de las mujeres. Ocupa el séptimo lugar en incidencia por tipo de cáncer tanto en hombres como en mujeres. En España, se diagnostican aproximadamente 3.100 casos nuevos al año en varones y 2.400 en mujeres. El linfoma cutáneo de células T representa el 4% de los linfomas no Hodgkin. Su incidencia aumenta con la edad, con una edad promedio de aparición entre los 50 y los 60 años, y su frecuencia se duplica en los hombres frente a las mujeres.

 

Thank you for browsing the Eisai website.
You are about to visit an external website.
(A new browsing window will be opened)

Gracias por navegar por la web de Eisai.
Estás a punto de visitar una web externa.
(Se abrirá una nueva ventana de navegación)